articulos

¿Por qué estudiar marketing?

Muchas personas confunden el Marketing con la Publicidad, llegan con expectativas que no se suplen en esta carrera, porque no han entendido las diferencias. Si bien para dedicarse al Marketing es necesario entender mucho de publicidad, ya que son dos profesiones que se interrelacionan constantemente, el Marketing tiene más que ver con la planificación que con la ejecución. La creatividad no se desaprovecha en el Marketing, pero quizás el profesional no tiene tantas oportunidades de valerse de ella como pretende.

El profesional de Marketing se encargará del desarrollo comercial y económico de las empresas, mediante la investigación y el desarrollo de productos destinados a su franja de clientes. Crear una marca desde el principio hasta el final, desde el nombre con el que se conocerá hasta su logotipo, todo tiene un fundamento, una razón de ser, y son secretos que sólo el profesional de Marketing es capaz de desentrañar.

En general, los estudiantes de Marketing tienen características comunes son creativos y tienen responsabilidad social, son líderes innatos y tienen capacidad de negociación, tienen un pensamiento crítico, pero también sentido ético, son proactivos y se orientan a los logros, tienen gran facilidad para comunicarse y relacionarse y, por último, les encanta trabajar en equipo

marketing-

¿Por qué estudiar marketing?

  • Porque es una carrera con amplia salida laboral.
  • Porque es una carrera de corta duración cuya calificación puede ir extendiéndose.
  • Porque es una carrera que requiere de actualización constante, por lo cual mantiene a sus profesionales en permanente contacto con las novedades.
  • Porque es una carrera que requiere de creatividad, razón por la que las distintas habilidades y capacidades que intervienen en ella son estimuladas constantemente.
  • Porque sale de las carreras tradicionales, haciendo que el perfil de estudiantes que la eligen se sienta satisfecho.
  • Porque es una carrera divertida de cursar para quienes están verdaderamente interesados, aunque no por ello sea menos exigente.