articulos Uncategorized

4 Consejos para estudiar Diseño Gráfico – #YoSoyPoussin

#YoSoyPoussin || 🧠 #BraindFood

¿Has decidido estudiar diseño gráfico? ¡¡Eso, como amantes del diseño que somos, nos alegra un montón!! Pero ante todo te avisamos. Este no va a ser para nada un camino fácil.

Si vas a emplear tu vida en este noble mundo del color, la tipografía, las formas y las estructuras, hoy te traigo 4 consejos prácticos que pueden servirte para hacerte una idea de a lo que te enfrentas, ayudarte a empezar y comprobar si esto es realmente lo que quieres hacer.

1. Educa tu gusto

Te voy a dar un ejemplo practico, puedes escuchar a Don Omar o a Bob Dylan, ambas cosas son igual de buenas y legales en este país, pero si le preguntas a un músico profesional te aconsejará que oigas más al segundo que al primero. ¿No crees? Diseñar es algo así como componer música, así que mejor que tus referentes sean buenos.

2. Se una esponja

Debes formarte día tras día, porque las tendencias cambian. Entre que las modas cambian en cuestión de meses, que dependiendo de para el punto geográfico del mundo que trabajes las paletas de color en boga no tienen que ver nada unas con la otras, y que los programas se actualizan cada dos días… Pues eso, aunque no vivas en una piña debajo del mar, tienes que ser una auténtica esponja. Si el problema es que las ideas no llegan, entrena tu materia gris. Desde ejercicios para ser más creativo hasta las técnicas de brainstorming más básicas, pueden ayudarte a desentumecer ese músculo que tenías un poco atrofiado.

3. Capacidad de reacción, rutina y constancia

La creatividad es un músculo que hay que entrenar día a día, y sólo trabajando sin prisa pero sin pausa, todos los días, sabrás que tecla tienes que tocar para que se ponga a funcionar. No por nada, si no porque es curioso que a todo el que encarga un trabajo de diseño gráfico le urge mucho, siempre es así como para antes de ayer. Por eso y porque el tiempo es dinero, y tienes que optimizar el tuyo. Ya se sabe, el éxito es un 10% talento y un 90% trabajo duro e incansable.

4. No te enamores de tus ideas

Cuando uno trabaja y tiene un momento de inspiración divina, hay que tener cuidado. Puede resultar peligroso. Lo que tú crees que es maravilloso, igual no lo es tanto. Tienes que estar abierto a la crítica constructiva y a los cambios en tu trabajo.

Si estás dispuesto a cumplir con todos estos consejos, estás preparado..